20 octubre, 2020

¿Política dinámica o conveniente?

Columna de opinión
Por: Carlos Portillo
Obstinada, indomable, testaruda, impredecible y terca; así como nos describe Gabo a la abuela desalmada de Eréndira, así se encuentra la política de nuestro país hoy en día

Por: Carlos Portillo

Obstinada, indomable, testaruda, impredecible y terca; así como nos describe Gabo a la abuela desalmada de Eréndira, así se encuentra la política de nuestro país hoy en día.

Luego de lanzar al tártaro los ideales políticos que lo han acreditado como un caudillo en la gélida y estruendosa política colombiana, deciden aglomerar los colores de su bandera y encaramar al atril de la Casa de Nariño al estrenado presidente. Dios los hace y el diablo los junta.
Seguido de la posesión de este nuevo líder político, comenzaron a saldarse algunos de los favores que con fervor parecieran haberse prometido antes de su llegada: el nuevo Contralor General, el Embajador de Colombia ante la OEA, el Embajador de Colombia en Estados Unidos, La embajada de Francia y al azar un enardecido ministerio.
Así mismo, y dando continuidad a esta secuencia, donde la elección del nuevo presidente de la Federación Nacional de Departamentos se encuentra en disputa, (Mauricio Lizcano por Cambio Radical y Carlos Camargo por el Centro Democrático) esta no ha dado el fruto esperado, pues los aspirantes a este cargo vienen apadrinados por dos líderes con un gran bagaje, y estos son elegidos por los gobernadores que son mayoría en la coalición del actual mandatario.
Qué complejo les resulta catapultar a su aprendiz.
Por otro lado, en días pasados el apoyo que dieron el partido Conservador y la U, consolidó el gran respaldo que desde la rama legislativa brindarán al Jefe de Estado; lo curioso de esta benevolencia es que no todos los partidos que dieron espaldarazo desde el inicio formaron parte de esta mescolanza; Cambio Radical se declaró             independiente y el Partido Liberal quedó dividido y fuera de este adhesivo.
Enmarañado y poco vigoroso es entonces el panorama político, impredecible para los que decidieron declararse independientes, y muy favorecidos los de la U que con la salida del presidente Santos había dejado en cuidados intensivos este partido, este será su retoñar.
Ahora bien, uno de los proyectos con los que el mandatario quiere impactar es con la creación del nuevo ministerio de la familia. Controversial, criticado y difamado ha sido la evocación de este ministerio revelación; Las medidas que tendrán un concatenar de incógnitas están sobre la mesa.
Persuadidos los colombianos temen que este sea el comienzo de una era de improvisación que claudique las maneras que se adecuan la constitución de la familia. A la espera quedamos del resultado de este sobrio proyecto que ojalá haga bien a esta comunidad que tanta reacción alérgica ha hecho a la inclusión.
 

Deja un comentario