24 febrero, 2021

Bosques Secos del Chicamocha: punto alto de fragilidad medioambiental

Los recursos nacionales y el ecosistema boyacense son de suma importancia para preservar la vida de los diferentes animales que habitan la región. Por ende es indispensable generar estrategias de productividad sostenible para garantizar la protección del territorio.

Foto: Corpoboyacá

Los recursos nacionales y el ecosistema boyacense son de suma importancia para preservar la vida de los diferentes animales que habitan la región. Por ende es indispensable generar estrategias de productividad sostenible para garantizar la protección del territorio.

La Corporación Autónoma Regional de Boyacá, a través del Sistema Regional de Áreas Protegidas (SIRAP), determinó que los bosques Secos del Chicamocha representan un punto alto de fragilidad desde el año 2012.

Por ello fue indispensable llevar a cabo estrategias para conservar el ecosistema mediante el Contrato de Consultoría CCC 200-2017 en el cual se especifica: «Generar el insumo técnico para la declaratoria del área protegida de orden regional de los bosques secos del Chicamocha en los municipios de Soata, Boavita y Tipacoque de Acuerdo a lo establecido en el Decreto 1076 de 2015 y La Resolución 1125 de 2015″.

Publicidad

Junto con la estrategia se llevó a cabo trabajo con la comunidad, dejando en claro que las actividades agropecuarias tradicionales, incluida la cría de caprinos, no sería vulnerada y que las comunidades podían continuar con su desarrollo. Además se discutió sobre las actividades de producción las cuales deben ir de la mano con la conservación del territorio.

Posteriormente la corporación procedió con la  delimitación y declaratoria de los bosques secos mediante la categoría de Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI), a través del Acuerdo 002 del 31 de enero de 2019 aprobado por el Consejo Directivo.

Deja un comentario