Sáb. Jul 4th, 2020

En Colombia se está registrando la llegada de polvo del desierto del Sahara

Esta semana llegó a Colombia una nube de polvo con más de 1.000 millones de toneladas procedentes del desierto del Sahara, trasladándose desde el continente africano hasta América, cambiando considerablemente el paisaje del país.

Según expertos, los vientos procedentes de África llegan al Caribe cada año durante  los meses de junio y julio, evento climático natural que tiene como propósito alimentar las playas continentales y fertilizar los suelos de la Amazonía.

En Colombia se ha visto un evidente cambio en el aire por causa de dichos vientos. El cambio se ha evidenciado en ciudades como Bogotá, Bucaramanga, Medellín y la Costa Caribe, así como en varias partes del departamento de Boyacá.

Publicidad

En otros países de la región como Venezuela, Barbados, Trinidad y Tobago, Antigua y Honduras también se han registrado los vientos arenosos y se espera que próximamente lleguen a Centro América, México y Estados Unidos.

“Este fenómeno es habitual en estas fechas del año. Según la División de Investigación de Huracanes de la NOAA, cada cinco días desde el fin de la primavera hasta otoño, se forma una masa de aire polvoriento conocida como la capa de aire sahariana, que cruza hacia el oeste a través del Atlántico norte tropical”, explicó Mar Gómez, doctora en Física y experta en meteorología.

Gómez indicó también que el viaje de dichas partículas a través del océano atlántico es fundamental para el ecosistema selvático del Amazonas, catalogado como el pulmón del mundo.

 “Cuando el polvo se encuentra en la atmósfera se eleva entre 1.500 y 6.000 metros y puede dar lugar a espectaculares puestas de sol. Estas partículas ricas en fósforo llegan hasta la selva del Amazonas fertilizando cada año la región y contribuyendo a este gran pulmón del planeta”, dijo.

Publicidad

Deja un comentario