23 octubre, 2021

Corpoboyacá presentó a los empresarios de la industria del coque de la provincia Centro, las medidas que deben adoptar para corregir los impactos no mitigados de su actividad, esto, en razón a las reiteradas quejas por las afectaciones generadas y a un análisis realizado por la Corporación, que evidencia la necesidad de imponer medidas que disminuyan la presión sobre los ecosistemas.

“Este es un primer paso para actuar frente al llamado que hace el Acuerdo de París y que surgió de la COP 21 que establece un marco global para evitar un cambio climático peligroso. Los recursos naturales renovables no se pueden utilizar por encima de los límites permisibles que, al alterar las calidades físicas, químicas o biológicas naturales, produzcan el agotamiento o el deterioro grave de esos recursos”, recalcó Amaya Téllez. 

Publicidad

Entre los impactos no mitigados derivados del proceso de coquización, está presente la contaminación a las fuentes hídricas por el inadecuado manejo de las aguas de escorrentía, impactos al paisaje y la fauna, afectación a la salud pública, pérdida de suelo y cobertura vegetal, entre otros.

En su intervención, Amaya fue enfático en señalar que es tiempo de actuar y adoptar medidas para prevenir, corregir, mitigar y compensar los impactos generados al agua, al suelo, al aire, y al paisaje: “Nuestro propósito es que las actividades económicas se desarrollen cumpliendo el marco legal que las reglamenta, por lo que la autoridad ambiental redobla el trabajo, realizando operativos y atendiendo las quejas ciudadanas».

Publicidad

La actividad se adelantó en el Aula Ambiental de Corpoboyacá y contó con la presencia de empresarios mineros que se mostraron dispuestos a trabajar de la mano con la autoridad ambiental, para lo cual se adelantaran jornadas conjuntas durante los próximos 15 días, con el propósito de que Samacá se convierta en un municipio pinero en corregir los impactos de la industria del coque.

Deja un comentario