10 abril, 2021

Murió Chimuelo, la reconocida mascota de los estudiantes de la UPTC

Hoy se dio a conocer que la reconocida mascota de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC, con sede en Tunja, falleció luego de que un bus lo atropellada sobre la Avenida Universitaria.

Foto: Facebook

Hoy se dio a conocer que la reconocida mascota de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, UPTC, con sede en Tunja, falleció luego de que un bus lo atropellada sobre la Avenida Universitaria.

“Chimuelo”, como le apodaron los mismos estudiantes de esa universidad, acompañó a miles de upetecistas durante varios años en las calles, cafeterías, pasillos y parques de la institución, incluso sobre las Avenidas y carreteras de la ciudad, en las cuales acompañaba a caminar a más de un peatón que se dirigía hacia su destino.

Tal era el amor y cariño de los estudiantes hacia el perrito que incluso muchos de ellos le dieron posada durante algún tiempo, y quienes no podían llevarlo a su hogar lo cuidaban dándole caricias, agua, comida o una compañía mientras pasaban el rato.

Historias como las de Chimuelo hay muchas en la ciudad de Tunja y demás municipios de Boyacá. Casos de perros sin hogar, deambulando a la intemperie en las frías calles boyacenses, se evidencian a diario. Sin embargo, en muchos de los casos personas valientes se atreven a dar un paso más allá y adoptar a un peludito en condición de calle para poder brindarle una mejor calidad de vida bajo techo con amor, cariño, comida y un hogar.

Así como Chimuelo hay miles de perros en las calles buscando un hogar y una mejor vida. Algunos de ellos son sometidos a violencia física y verbal de personas inconscientes que no entienden que un animal en condición de calle sufre frío, soledad, hambre e inseguridad.

Los perros, como cualquier otro animal, merecen cariño y respeto. Muchos de ellos no llegan a la vejez ya que no sobreviven las difíciles condiciones de andar en la calle, a la espera de que algún desadaptado se encuentre manejando algún vehículo sin importar si le pasa encima y le quite la vida al animalito.

La invitación a todos los boyacenses es a que el caso de Chimuelo sirva de ejemplo para que la ciudadanía aprenda a respetar a los animales en condición de calle, a que de ser posible se les pueda brindar comida, agua o un hogar de paso mientras se soluciona su situación. Cada persona debe entender y ser consciente de la importancia de proteger a los animales creados por Dios.

Publicidad

Deja un comentario