18 mayo, 2021

Procuraduría sanciona por 20 años a los dos patrulleros acusados del asesinato del abogado Javier Ordóñez

Luego de un largo proceso investigativo contra los dos patrulleros de la policía implicados en el homicidio injustificado y cruel del abogado bogotano Javier Humberto Ordóñez, la Procuraduría General de la Nación los sancionó con 20 años de inhabilidad.

Foto: Captura de Pantalla

Los hechos ocurridos durante la madrugada del pasado 9 de septiembre, en el CAI de Villaluz, involucraron directamente a los policías Harby Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, motivo por el cual estarán inhabilitados y destituidos de la institución durante 20 años.

El ente dictaminó que los uniformados fueron hallados culpables de homicidio y abuso de autoridad, actuando de manera arbitraria e injusta por la brutal paliza que le dieron al ciudadano. Por tal motivo, les fue dada la sanción más alta.

Publicidad

Inicialmente fue desmentida la versión de los patrulleros quienes adujeron que durante esa noche atendieron a un llamado ciudadano que señalaba que había una riña en el sector que involucraba a 8 personas. Sin embargo, en el material audiovisual recogido sobre esa noche se constató que no hubo tal cosa.

Por su parte la Procuraduría indicó que hubo falsedades en el relato de los policías implicados quienes señalaban que se estaban defendiendo de comportamientos agresivos de Ordoñez y sus amigos, cosa que quedó descartada en los videos grabados durante los hechos.

“Las imágenes permiten observar que Juan Camilo Lloreda Cubillos golpea inmisericordemente con los pies y las manos a Javier Ordóñez, y Harby Damián Rodríguez Díaz está agachado, sosteniendo el cuerpo”, menciona el fallo que va acompañado con videos.

Casi una hora y media después de que Ordóñez fuera llevado al CAI por los uniformados, los policías advierten del estado de salud de él, por lo que le soltaron las esposas. Luego sus amigos llegaron al sitio y lo sacaron para llevarlo a un centro de urgencias.

“Se puede afirmar, sin lugar a ninguna duda, que Javier Ordóñez fue objeto de violencia física a pesar del estado de indefensión en el que estaba mientras permaneció en el CAI. Sin consideración o razón alguna y con brutalidad, Javier Ordóñez recibió golpes contundentes propinados por el uniformado Juan Camilo Lloreda Cubillos, mientras el patrullero Harby Damián Rodríguez Díaz no solo observaba, sino que se inclinaba para sujetarlo, todo ello en momentos en que se encontraba en el piso, esposado, completamente reducido, y nunca recibió auxilio a pesar de sus lamentos”, indica el fallo.

Publicidad

Deja un comentario