10 mayo, 2021

Tenga en cuenta estas recomendaciones para evitar utilizar cajeros electrónicos saboteados

En Colombia los cajeros electrónicos son los medios más utilizados por los ciudadanos para realizar transferencias bancarias como retiros y movimientos de dinero. Sin embargo, a pesar de las medidas de protección, es importante saber determinar cuándo un cajero ha sido adulterado.

Según cifras de Banca de Oportunidades, en el país hay casi 50 cajeros por cada 100 personas adultas y 16,4 por cada 1.000 kilómetros cuadrados.

Publicidad

Por ello es importante que si usted cuenta con una cuenta bancaria activa y realiza constantes retiros de dinero desde cajeros automáticos, tener presentes estas recomendaciones le puede ayudar a prevenir posibles fraudes:

  1. Superficie de la máquina: es importante verificar siempre el estado en que se encuentra el cajero antes de utilizarlo. Hay que revisar cosas como el teclado, la pantalla o la ranura de entrada de la tarjeta y salida del dinero, esos elementos deben estar en perfectas condiciones con sus piezas originales y en caso de mostrar algún signo de modificación lo mejor será no utilizarlos y reportarlo con el banco.
  2. Contexto enrarecido: Si bien la maquinaria del cajero automático puede que no haya sido alterada, en algunas ocasiones los usuarios pueden sentir que están siendo observados y perseguidos. En ese tipo de situaciones es mejor suspender las actividades.

“Cuando un cajero automático ha sido alterado, es común que el delincuente esté cerca del lugar para apoderarse de la información o el dinero. Las modalidades de robo que bloquean la ranura del efectivo, por ejemplo, requieren de una persona que desbloquee la ranura para obtener el retiro de la víctima. Por eso, una buena práctica de prevención que se puede adoptar al momento de ir al cajero es supervisar el entorno para detectar terceros que puedan estar atentos a las transacciones”, señaló César Serrato, gerente de Producto del Banco Falabella.

  • 3. Encontrar piezas desproporcionadas: una de las señales de que el cajero automático ha sido saboteado es que las piezas del tablero o del teclado no encajan entre sí. Las desproporciones como colores diferentes, formas raras o piezas fuera de su sitio indican que algo está fuera de lo normal
  • 4. Superficies sin estabilidad: Si las piezas o partes que conforman el cajero automático presentan fallas de inestabilidad puede ser porque se han colocado artefactos como cámaras o sensores para clonar bandas magnéticas. Por ello, hay que estar pendiente que las piezas no hayan sido alteradas ni saboteadas.

Publicidad

Deja un comentario